Leído

EDUCACIÓN INICIAL

"Llamarlo maternal es un error: la escuela debe ser una experiencia diferente"

Jue, 13/02/2020 - 4:23pm
Enviado en:

“El desarrollo del hombre es una experiencia de continuidad”, Lic. Mónica Mauro, directora de la carrera de Licenciatura y profesorado en Educación Inicial USAL

"El grupo es fundamental en la educación de los sujetos, pero las propuestas deben ser individuales."
"El grupo es fundamental en la educación de los sujetos, pero las propuestas deben ser individuales."
Contenido

Hacer un poco de historia, como nació lo que se llamó Jardín de Infantes, mucho antes de que se reconociera como Nivel de Educación Inicial. 

Vamos a tomar un gráfico que propone Francesco Tonucci, famoso educador y Psicólogo italiano.

El dice que el desarrollo del hombre es una experiencia de continuidad, (antes de nacer y luego de nacer) a partir del corte del cordón umbilical, por lo que la función del educador sería cortar cada día cordones umbilicales favoreciendo las diferentes autonomías.

Image
educación inicial
"El desarrollo del hombre es una experiencia de continuidad".

La curva azul que propone la Educación tradicional considera que hasta los 6 años cuando el niño se escolariza y accede a los conocimientos formales: la lecto-escritura, las matemáticas, hasta esa edad es una experiencia simple, pobre, que es la experiencia del Juego (era común escuchar la frase al ingresar a 1º grado “ahora basta de jugar, ahora a trabajar”).

Se denominaba la pre escuela, pre lógica, pre lectura, algo que prepara para el después.

La sala de jardín se denominaba Pre escolar.

La curva adecuada es la roja, el aprendizaje comienza desde el nacimiento, o aún antes, los primeros días, primeros meses, los primeros años, ya que a los 6 años el 80 % está casi todo hecho, y son las estructuras que van a modelar o determinar la futura personalidad.

Sin escuela, sin maestros, ¿cómo lo hizo el niño? …. Jugando.

El niño en los primeros años hace un trabajo muy grande que favorece su desarrollo, pero que no se ve, y que son los cimientos de su futuro desarrollo.

Este cambio de paradigma acerca de la concepción de Infancia es lo que da origen a la educación Inicial, esta nueva concepción fue sostenida e impulsada muchos años antes del reconocimiento de la educación inicial como primer nivel del sistema educativo por dos grandes educadoras, primero Martha Salloti y más tarde Hebe San Martín de Duprat.

Se debe poner el acento en la necesidad de la formación del docente, para poder responder a las necesidades y expectativas de los niños pequeños, ya que cuando más pequeños son, es necesaria una mayor formación del docente, para poder facilitar su integración al mundo social y su posterior inserción a la comunidad escolar.

Esta formación va a ser posible que se supere lo meramente asistencial y se integre lo educativo, favoreciendo el desarrollo integral del niño pequeño desde los 45 días hasta los 6 años.

El mismo autor dice que este nivel de enseñanza se creó como un servicio social y no como una inversión, fue pensado para responder a una necesidad de la madre y no en el niño, si es un servicio social sufre y se deteriora con las crisis económicas, en cambio si se considera una inversión en los momentos de crisis debe fortalecerse.

Llamar maternal es un error, ya que la escuela debe ser una experiencia diferente, si el niño deja su casa y se aleja de la madre debe encontrar otra cosa que una madre. Un ámbito diferente que le aporte nuevas experiencias de aprendizaje, en un espacio físico adecuado a sus necesidades, en un ambiente agradable y seguro, con materiales apropiados a cada edad, que despierten su interés y promuevan la creatividad. Estar guiados por profesionales que posean la formación necesaria para brindar a los niños situaciones y experiencias que potencien sus posibilidades de desarrollo para que se conviertan en capacidades. 

En el nivel inicial, es fundamental, la educación de los sujetos, se trabaja en grupo, pero las propuestas deben ser individuales, adecuadas al nivel evolutivo de cada niño, a los tiempos de maduración, atendiendo a las necesidades especiales que cada uno presente desde lo socio- emocional, lo cognitivo y lo psicomotriz.

Considerando que la escuela actual contempla lo diferente en los procesos de integración e inclusión social, valorando los saberes previos que el niño trae, que son adquiridos del grupo educador primario no formal (la familia) y trabajar a partir de ellos con el aporte que puedan hacer al grupo de pares para que todos se enriquezcan.