Leído

FAMOSO MERCENARIO

De temido asesino a hazmerreír internacional: la vida de Mike Hoare

Lun, 10/02/2020 - 10:36pm
Enviado en:
Por Urgente24

Luchó en la Segunda Guerra Mundial y fue parte de importantes expediciones militares en África con el fin de "apagar" las constantes insurrecciones comunistas. Su carrera como militar terminó con un fallido golpe de Estado que lo convirtió en objeto de burla a lo largo de todo el mundo.

De temido asesino a hazmerreír internacional: la vida de Mike Hoare
Contenido

Hace pocos días atrás, más precisamente el 3 de febrero, murió quien fuera recordado como el "mercenario más famoso del mundo" a los 100 años de edad. Su deceso vuelve a traerlo a la escena mediática, porque su vida amerita ser contada.

Thomas Michael Hoare nació en la ciudad de Calcuta, actual capital del Estado Indio de Bengala Occidental pero que por entonces era colonia británica. 

Hijo de padres irlandeses, vivió su infancia y adolescencia en Inglaterra. Fue allí donde inició su camino en la milicia al unirse primero al "Ejercito Territorial" y luego, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, como integrante de un cuerpo armado llamado "London Irish Rifles".

Luego de servir al ejército británico en la contienda bélica abandonaría las armas para estudiar la carrera de contaduría, a partir de la cual pudo desenvolverse en distintas pequeñas empresas. Pero esta faceta académica le duraría poco.

TIEMPOS DE GLORIA

En 1964, ya instalado en Sudáfrica donde ejercía su nueva profesión, su amigo el entonces Primer Ministro congoleño Moïse Tshombe le propuso liderar un grupo de soldados con la misión de ir al Congo belga y terminar con las sucesivas insurrecciones comunistas que habían empezado a suscitarse desde el año anterior. Poco dudó Hoare en aceptar el reto, puesto a que era un ferviente anticomunista. Este odio que llevó al extremo luego le jugaría en cierta parte en contra debido al rechazo de estos ideales tan extremos por parte de la prensa, quien lo llegó a llamar  "Mad Mike" (el loco Mike).

Al frente de los "Gansos salvajes", tal como era conocido el afamado grupo de mercenarios, luego de 18 meses de campaña militar finalmente derrotó a la llamada  rebelión de Simba, respaldada por los socialistas, y desde ese entonces su fama y popularidad se hizo expansiva a todo el mundo. 

Tanto su nombre empezó a resonar en la escena mundial que no tardaron productores cinematográficos en llevar  a la pantalla grande la película "The Wild Geese" (Los gansos salvajes), estrenada en 1978 inspirado en las acciones que este grupo llevó a cabo en África y el personaje principal, el coronel Allen Faulkner, estaba basado en gran medida en Mike Hoare.

Con la consumación exitosa de la tarea encomendada a mediados de los 60, pasó la década siguiente alejado de cualquier asunto militar pero siguió gozando de las mieles de la fama y la aclamación generalizada por lo hecho como soldado. 

Sin embargo a partir de 1981, su reputación se hizo pedazos. Y fue en su vuelta a las armas.

EL FRACASO QUE LO MARCÓ DE POR VIDA

Después de años inactivo, Hoare decidió llevar adelante un ambiciosa misión en las Islas Seychelles: derrocar al gobierno comunista de Albert René.

Se suponía que Hoare conocía bien el territorio y eso, sumado a la excelencia exhibida en sus tiempos pasados como militar, le hacía pensar que se podía provocar el golpe de Estado sin mayor inconvenientes. Pero antes que pudieran empezar a tomar acción en el asunto, pasó algo insólito, algo que lo que lo convirtió en objeto de burla a lo largo de todo el mundo.

El plan inicial era ingresar a las islas camuflados, para no llamar la atención. Por eso ideó que tanto él como los 46 hombres que logró reunir ingresen como un club benéfico de ex jugadores de rugby.

La mayoría no tuvo problemas en "sortear" los controles de la aduana en el aeropuerto de Mahé. Sin embargo, hubo uno de ellos que hizo que fallara el plan. Hizo fila en una cola equivocada, se peleó con un agente de seguridad y, en consecuencia, decidieron revisarle su bolso.

Allí vieron que había un fusil soviético AK-47 desmantelado. El hombre en cuestión, ante la presión de la policía, terminó delatando al resto y de este modo el plan se hizo añicos.

De todos modos, en medio del conflicto desatado en el aeropuerto el grupo logró tomar el control de uno de los aviones y con él volvieron a Sudáfrica.

A partir de allí su vida dió un giro de 180 grados, por lo menos ante la opinión pública. Luego de aterrizar en el país africano, fue detenido junto con el resto de sus compañeros y la prensa no tardó en ridiculizarlo. "El golpe del paquete de vacaciones", llamaron los medios al intento fallido.

Si bién la Justicia dictaminó 20 años de prisión, solamente estuvo 33 meses en la cárcel y al salir se estableció definitivamente en Sudáfrica, donde vivió hasta su muerte, el 3 de febrero pasado a los 100 años de edad.