Leído

CIENTÍFICAMENTE COMPROBADO

Imaginarse delgado, un secreto para bajar de peso rápido y fácil

Mie, 12/02/2020 - 1:44pm
Enviado en:
Por Urgente24

Según un estudio de la Universidad de Plymouth, Reino Unido, y la Universidad Tecnológica de Queensland, Australia, la gente que se imagina delgada mientras hace dieta, pierde más peso de la que no. "Lo fantástico de este régimen es que los sujetos eran completamente libres en sus decisiones. No se les dio ni un programa de dietas ni de actividad física", comentó la científica que lideró el estudio, Linda Solbrig.

Perder peso, una tarea compleja.
Contenido

"Si cambias la forma en que miras las cosas, las cosas que miras cambian", es una de las frases más conocidas del psicólogo Wayne Dyer. Básicamente, el famoso profesional resalta la importancia de la actitud frente a las dificultades que se presentan en la vida. La mente tiene mucho poder, incluso puede provocar cambios fisiológicos. Por ejemplo, enfermarse luego de haber pasado por un período de estrés.

De todas formas, en algunos terrenos la mente es impotente para ciertos terrenos, como la pérdida de peso. Es imposible que la mente pueda hacer que el cuerpo adelgace, aunque según un estudio de la Universidad de Plymouth, Reino Unido, y la Universidad Tecnológica de Queensland, Australia, la gente que se imagina delgada mientras hace dieta, pierde más peso de la que no. 

El estudio fue elaborado por los investigadores Linda Solbrig, Ben Whalley, David J. Kavanagh, Jon May, Tracey Parkin, Ray Jones y Jackie Andrade. Se centraron en el análisis de la dieta Functional Imagery Training (FIT), que se basa mantener una motivación que nos ayude a cumplir los objetivos propuestos, además de un plan de comidas. 

Casi nadie consiguió el éxito con la dieta en el primer intento, pero luego se retoma y las metas comienzan a cumplirse. Una paciente le comentó al diario The Telegraph: "No paraba de pensar en llevar el vestido que me compré para la graduación de mi hija. Eso me ayudaba en días en los que no me apetecía hacer ejercicio o que quería comer lo que me apetecía. Seguía imaginándome cómo estaría con él". 

Con respecto al experimento, las personas que utilizaron el método FIT perdieron cinco veces y media más peso que los que solo siguieron una dieta. Más claro se ve con cifras: con una dieta tradicional los participantes perdieron 0,74 kg. de media, mientras que con el FIT, 6,44 kg. promedio. 

La científica Solbrig, quien lideró el estudio, señaló: "Lo fantástico de este régimen es que los sujetos eran completamente libres en sus decisiones. No se les dio ni un programa de dietas ni de actividad física".